¿Qué puedo hacer si me salen las muelas del juicio?

Muchas personas notarán la aparición de sus terceros molares o muelas del juicio al final de la adolescencia y principios de su segunda década de vida. Como los otros 28 dientes ya están en su lugar, con frecuencia estos dientes no tienen suficiente espacio para crecer adecuadamente, lo que puede causar dolor e inflamación.

Muelas del juicio, ¿qué soluciones existen?

El problema es que el crecimiento de las muelas del juicio se suele dar de forma inclinada. En ocasiones, estos dientes se acercan demasiado a otros pudiendo desplazarlos del lugar. Los molares parcialmente expuestos dejan espacio para que los alimentos y las bacterias queden atrapados y crezcan. Desafortunadamente, todas estas posibilidades pueden causar dolor de muelas del juicio. Existen distintas soluciones, aunque lo mejor es siempre visitar a tu dentista para que sea él el que te comunique qué se debe hacer a continuación. Los profesionales comprobarán qué está causando el dolor y qué hacer al respecto.

En el caso de que con el crecimiento de estos dientes se haya producido una infección, el dentista puede primero darte antibióticos y analgésicos.

Por otro lado, tu dentista puede optar por extraer un diente antes de que sientas dolor si las radiografías muestran una alta probabilidad de impactación o complicaciones. Este es un tipo de tratamiento preventivo para el dolor de muelas del juicio, el cual pretende detener el dolor y previene infecciones u otros problemas. Incluso si una muela del juicio impactada no te causa dolor, tu dentista puede decidir que la extracción es la mejor opción debido a la posible caries y dolor en el futuro.

Muchas personas encuentran que el mejor analgésico para el alivio del dolor de muelas del juicio es el ibuprofeno, debido a sus propiedades antiinflamatorias. Es seguro tomar ibuprofeno y paracetamol como analgésicos, hasta la dosis máxima que el profesional paute.

Muelas del juicio

Siempre mantener hábitos de higene en salud bucodental

Algo que también debes saber es que, en caso de que el profesional indique que no hay que retirar la muela del juicio, debes intensificar los hábitos de higiene bucodental. De este modo, puedes evitar posibles infecciones que se den en un futuro. Por ejemplo, la pericoronaritis es una alteración que se produce sobre la encía en el lugar en donde suelen crecer estas muelas. También, es importante destacar que en dicha localización también pueden aparecer caries.

En resumen, lo mejor para el dolor de muelas del juicio causado por impactación o infección es con frecuencia la extracción dental. Si tu dentista puede ver que dejar el diente en su lugar puede causar más problemas, te recomendará retirarlo.

Recuerda, además, que el dolor no termina necesariamente allí. La extracción de los terceros molares puede ser bastante complicada debido al tamaño y la posición de los dientes. Tras la operación, puedes sentir también hinchazón, incomodidad y dolor donde la muela del juicio solía darte.

En total existen cuatro muelas del juicio que suelen crecer en cada arcada dental. Para saber las distintas soluciones en cada uno de los dientes es clave visitar a tu dentista.