Las papilas gustativas

¿Quién no ha oído hablar de las papilas gustativas? Las responsables de que podamos sentir el placer maravilloso de sabrosos alimentos o la aversión hacia otros. Está claro que intervienen en el funcionamiento de la lengua y, por tanto, debes conocer al detalle qué son exactamente y cómo transmiten la información a tu cerebro.

Las papilas gustativas, ¿qué son y de qué se encargan?

Las papilas gustativas constituyen básicamente una pequeña unidad en todo el fenómeno del gusto. Realmente, ¿sabes por qué están ahí? Desde épocas primitivas, el instinto del primer ancestro humano se desarrolló para evitar aquellos alimentos que podían ser venenosos y otros que podían ser comestibles. El sabor de muchos venenos es picante o amargo mientras que el de los alimentos comestibles suele ser dulce. De ahí que se desarrollaran estas papilas, a modo de “filtro” para evitar los alimentos peligrosos.

¿Cómo puedes sentir el sabor?

Después de la ingestión, las moléculas de los alimentos llegan a estas estructuras, denominadas papilas, las cuales se encuentran en la lengua. De por sí, la papila gustativa está compuesta de muchas células receptoras del gusto, los botones gustativos, que reciben información del alimento en referente al sabor.

A su vez, estos botones gustativos están conectados a las fibras nerviosas del gusto. Cuando la sustancia química de los alimentos se une a estos receptores, transmiten una señal a las fibras nerviosas. En resumen, las papilas gustativas desempeñan un papel clave en todo el mecanismo del gusto.

Hay cinco sabores básicos a los que la lengua es sensible: salado, dulce, amargo, agrio y umami.

¿Cuántas papilas tenemos?

De por sí, tu lengua tiene entre 2000 y 4000 papilas gustativas en total. Esas pequeñas protuberancias rosadas y blancas que ves en tu lengua, en realidad, son proyecciones que descansan sobre las papilas gustativas. Cada uno tiene un promedio de seis papilas gustativas enterradas dentro de su tejido superficial. Y, a su vez, recuerda que dentro de cada papila existen muchísimos botones gustativos.

Aproximadamente una cuarta parte de la población considera sentir sabores con mucha intensidad. Es decir, son personas con un sentido del gusto elevado, particularmente para alimentos amargos y específicamente para un compuesto denominado 6-n-propiltiouracilo (PROP). Otra cuarta parte considera no disfrutar del sabor de los alimentos o que son menos sensibles y no pueden detectar el sabor amargo de la PROP.

funcionamiento de la lengua

¿Qué tipos de papilas gustativas existen?

Hay tres tipos de papilas: fungiformes, circunvaladas y foliadas. Las papilas fungiformes son las mayoritarias y se encuentran principalmente en la punta de la lengua y en los bordes, las cuales detectan el sabor dulce. De por sí, cada una de ellas se encarga de detectar un tipo de sabor en concreto o de detectar una sensación distinta.

El sabor de los alimentos también viene dado por el sentido del olfato, ya que ayuda a modular muchos sabores. Recuerda que cuando estás resfriado es posible que pierdas un poco el sentido del gusto. Pero, de por sí las papilas gustativas son esenciales para el funcionamiento de la lengua, como te hemos dicho. Es interesante conocer todo sobre la fisiología del cuerpo humano.