Me duelen los dientes, ¿es sensibilidad dental?

El dolor de dientes y la sensibilidad dental son la causa más frecuente de consulta en odontología. Es indiscutible que a nadie le gusta sentir dolor. Sin embargo, por molesto que nos resulte, el dolor es necesario, ya que constituye una señal de alarma cuando algo no va bien.

El mecanismo del dolor en la boca

Para entender cómo funciona este mecanismo, empecemos por conocer la estructura de un diente sano:

  • El esmalte es la capa más externa. Está formado por hidroxiapatita, compuesto mineral que hace que los dientes sean la parte más dura y compacta de nuestro cuerpo, incluso más que los huesos.
    Carece de irrigación sanguínea e inervación, es decir, no puede enviar al cerebro estímulos externos ni recibir respuestas como podría ser el dolor.
  • En la capa más interna del diente está la pulpa, a la que llegan una vena, una arteria y tejido nervioso. Es por tanto la responsable de la sensibilidad dental. Si la pulpa queda expuesta al exterior debido a una caries o si la pieza dental tiene fisuras, los estímulos externos (térmicos, mecánicos o eléctricos) llegan al nervio del diente provocando dolor.
  • Entre las dos capas anteriores está la dentina. Aunque durante años se creyó que no tenía relación alguna con el dolor por carecer de inervación, ahora sabemos que la dentina es la responsable de enviar estímulos a la pulpa ante agresiones externas, que esta traduce en dolor y en episodios de sensibilidad dental.

sensibilidad dental

Factores que propician la sensibilidad dental

Ahora que ya conocemos las capas principales de un diente, podemos entender mejor qué nos puede causar sensibilidad dental. Vamos a exponer los factores más frecuentes, aunque no son las únicos.

Cepillado muy agresivo

Utilizar cepillos muy duros o incidir demasiado en la parte del cuello del diente, puede hacer que las encías se retraigan, que se debilite el esmalte y que la dentina quede al descubierto.

Caries

Destruye el esmalte alcanzando la dentina y si no se soluciona a tiempo seguirá profundizando en la estructura del diente llegando hasta la pulpa.

Periodontitis y encías retraídas

La periodontitis es la inflamación de las encías y tejido periodontal. Si no se detiene su avance, las bacterias que la causan pueden ocasionar caries e infecciones que lleguen a la pulpa, o provocar retracción de las encías. En ambos casos el cuello del diente queda al descubierto y, en él, el esmalte es muy fino o inexistente. La exposición de ambas (pulpa o cuello dental) tiene como consecuencia el aumento de la sensibilidad dental.

Dentífricos blanqueadores

Antes de utilizarlos, pide asesoramiento a tu dentista. Algunos son muy agresivos y debilitan el esmalte, propiciando la sensibilidad dental.

En definitiva, si padeces sensibilidad es porque el esmalte de tus dientes está dañado -ya sea en forma de fisuras microscópicas o de caries de mayor tamaño- y la dentina, la pulpa o ambas han quedado expuestas a estímulos externos mecánicos, al frío y al calor.

Tu odontólogo te indicará si necesitas un sellado de fisuras, empastes u otro tratamiento, y te asesorará en relación a qué colutorios y dentífricos son los más indicados para dar solución a tu problema de sensibilidad dental.

 

Abrir WhatsApp
¿Te podemos ayudar?
¿Te podemos ayudar? 🧐🦷.
Si estás preocupada/o por tu salud bucodental, escríbenos ya!!! 🪥. Gracias 😁

Al unirte al chat de WhatsApp confirmas que las leído y aceptas nuestra política de privacidad.