Estética dental

Estética dental

placa dental

Los últimos avances en las distintas especialidades odontológicas nos permiten actualmente incidir y modificar la forma, el color y la posición de los dientes; en definitiva, nos permiten mejorar su sonrisa.

En Clínica Dental Bayona, se lleva a cabo un estudio personalizado para proponer el tratamiento estético más adecuado. Antes de realizar cualquier tratamiento estético (carillas de porcelana, blanqueamientos…) comprobamos la salud dental y periodontal de su boca, y posteriormente nuestro equipo de especialistas se reúne para ver las distintas opciones.

La comunicación con el paciente es fundamental para lograr los objetivos deseados y para conseguir su colaboración. Se le informa de los pros y contras de los distintos tratamientos y de sus posibles limitaciones: los blanqueamientos dentales no son definitivos y en ciertos casos se produce un aumento transitorio de la sensibilidad. No puede haber estética si se descuida la salud.

Al igual que en otros tratamientos, nuestros óptimos resultados se basan en el uso de una tecnología avanzada y en la importancia otorgada a la prevención y comunicación con el paciente.

Carillas de porcelana

Son probablemente la mejor solución estética para los dientes anteriores. Ofrecen numerosas ventajas: no necesitan cuidados especiales, mantienen el brillo y el color durante años, no se tiñen con el café ni el té y su dureza es superior a la del propio esmalte dental.

Las carillas, a diferencia de las fundas, recubren solo la cara labial externa de los dientes. Para adherirlas al diente y poder pegarlas bien, es necesario rebajar mínimamente el esmalte del diente en su cara externa.

Su fabricación requiere un pormenorizado trabajo artesanal para conseguir un resultado natural y armónico dentro del conjunto de la boca. Son la elección ideal cuando el diente original presenta formas irregulares y un color oscuro o manchas que no responden al blanqueamiento.

Blanqueamientos dentales

El blanqueamiento dental es un procedimiento químico que no produce ninguna alteración en la superficie del diente.

El blanqueamiento se lleva a cabo bajo el control riguroso de un profesional y el producto blanqueador se activa con la ayuda de una lámpara de blanqueamiento.