Fisura dental: ¿cuáles son los síntomas y cómo se trata un diente fisurado?

La fisura dental se ha convertido en uno de los motivos de consulta más comunes en los últimos años.
Molesto y muy doloroso, un mal diagnóstico o tratamiento de este problema puede acarrear graves consecuencias en la salud de tu boca.

Por eso, la primera recomendación siempre será que acudas a centros especializados.

¿Qué es la fisura dental?

Se podría definir como una pequeña grieta producida en el esmalte, que puede generar trastornos que van desde el aumento de la sensibilidad dental y la infección hasta incluso la pérdida del diente por fractura.

Afecta a un 40 % de la población y por igual a hombres y a mujeres, siendo la franja más crítica la que va desde los 30 a los 50 años.

¿Cuales son los síntomas de fisura dental?

Los síntomas varían según el grado, profundidad y tamaño de la fisura así como de la respuesta que demos a su aparición.

Desde un aumento de la sensibilidad dental tras las exposiciones al frío o al calor, dolor en las encíasliberación de la presión durante la masticación o calambres, los signos y síntomas hallados oscilan de un paciente a otro.

Tipos de fisuras dentales

Estas lesiones se pueden clasificar de diversas formas. Lo más común es hacerlo según la cantidad de tejido lesionado, siendo posible que afecte tan solo a la corona del diente, a la raíz o ambas partes.

La forma de la fisura también suele ser importante a la hora de hacer el diagnóstico etiológico y para el enfoque del tratamiento, siendo clasificadas en verticales, oblicuas u horizontales.

Por otro lado, el mecanismo de acción también suele ser usado como sistema de clasificación.
La oclusión traumática, el desgaste del esmalte, el bruxismo o las malas técnicas de reparación por parte de un especialista no cualificado suelen ser las causas más comunes.
Los más afectados por posición suelen ser los primeros molares inferiores seguidos de los premolares superiores.

fisura dental

Principal tratamiento de fisura dental

Como en el resto de patologías bucodentales, la precocidad en el diagnóstico es esencial. Cuanto más tardemos en hallar la razón de la fisura, mayor será el daño y, por tanto, menores las posibilidades de restauración.
Aún así, hay que ser meridianamente optimistas.

En el caso de fisuras pequeñas a moderadas, el relleno y fijación con cementos biosintéticos suele ser suficiente mientras que en los casos más graves la cirugía periodontal es el tratamiento de elección.

La sustitución de la corona completa o la realización de una endodoncia transversal suelen ser los procedimientos más comunes.
Aunque nuestro consejo general es que, en caso de notar cualquier síntoma, acudas siempre a visitar a alguno de nuestros especialistas.

Por ello, para tratar la fisura dental u otros problemas odontológicos de manera correcta, debes contar con profesionales con una amplia experiencia y prestigio como los que conforman nuestro equipo multidisciplinar. Grandes especialistas que te atenderán con rigor y calidez sin descuidar los más altos estándares de calidad.

No lo dudes más y llámanos para pedir una cita.